SAVE THE PLANET WEEK

“¡Hoy es la mejor semana del mundo!” “¡Hoy es el mejor día de mi vida!” Expresiones de nuestros niños en el proyecto Save the Planet Week con nuestro tema: “Las patas de los animales” que tuvo como objetivo favorecer el desarrollo de la consciencia responsable hacia los animales.

Iniciamos nuestra semana con la pregunta ¿Si tu pudieras tener patas de un animal, qué patas escogerías?… Para poder llegar a esta decisión, tendrían que saber más acerca de las patas de los animales. Cada niño investigó e hizo su presentación de diferentes clases de animales, como mamíferos, reptiles, anfibios, aves, insectos etc. También recibimos la presencia de especialistas en el tema, logrando la participación y entusiasmo de los niños, escuchamos “Como desinfectar las patas de tu perro después de un paseo” y “La granja de animales con prótesis”. En esta última, los niños mostraron mucha empatía con los animalitos que no tenían patitas. Surgió el comentario de un pequeño que tuvo un perrito con llantitas que su mamita le diseñó, todos aplaudieron ese acto de cariño a su mascota.

Fue increíble la participación de todos los niños hablando de las patas de su animal favorito. Antes de iniciar su presentación comentaban que estaban “nerviosos y muy emocionados”, en cuanto exponían se llevaban los aplausos y las porras de sus amigos, su alegría no cabía en su carita y decían: “¿Puedo investigar de otro animal?” Querían más y más, ya que están en una edad ávida de aprender, saber que sus presentaciones eran de “niños grandes” les dio la confianza y seguridad que necesitan para hacerlo cada día mejor.

Por fin eligieron su pata de animal… y la sorpresa más grande fue, que todos se quedaban con las que tenían, es decir con sus piernas. Intentamos dibujar con los pies, al principio un poco complicado, hasta que poco a poco lograron más control, no podían estar más felices. Con esta actividad valoraron mucho el que cada especie tiene patas y deja huellas diferentes. Todas la necesitan así por una razón muy especial y nosotros podemos dejar una huella también… ¡Salvando nuestro planeta!

Y llegó el esperado final con el desfile de mascotas, ¡Bravo, bravo! Un gran desfile, hubo de todo, tortugas de 50 años, perritos que habían sido de los papás antes de que ellos nacieran, perritos entrenados por los propios niños, unos dormilones, otros comelones hasta de zapatos, también hubo gatos, aves, peces y conejos ¡Cuántas mascotas! Y todas son muy queridas, es lo mejor.

Gracias a este proyecto, cada niño tiene sembrada una semillita de que compartimos la Tierra no solo con seres humanos, sino con todas las criaturas y que hay una enorme necesidad de cuidar a nuestro planeta. Pero, para que esta semilla crezca, a nosotros como adultos nos toca cuidarla cada día. Dejemos una gran huella en nuestros pequeños.

Miss Mairoth

Modernidad Líquida

Zygmunt Bauman, sociólogo polaco británico, describe la realidad actual como “Modernidad Líquida” dado el estado de confusión en el que vivimos; la analogía nos lleva a pensar en falta de cimiento, en un ambiente en el que nos diluimos, en situaciones que permean sin control.

En su análisis Zygmunt Bauman habla de una situación VICA en donde:

  • V – volatilidad: todo parece ser efímero. Pasa así con la moda, la tecnología y hasta con el matrimonio.
  • I –  incertidumbre: hay más interrogantes que respuestas; todo es relativo. A pesar del tiempo transcurrido desde que se identificó el COVID – 19 parece que no hemos avanzado mucho en cuanto a por qué sus efectos son tan diferentes en quiénes se contagian.
  • C – complejidad: todo tiene efecto sobre todo; hay gran confusión. A mayor globalización más es la transferencia de consecuencias de situaciones de lugares que pueden ser tan lejanos como Sidney y CDMX
  • A – ambigüedad: indiferencia y radicalismo. Las reacciones personales y grupales se han ido polarizando dejando de lado la comprensión, la empatía y la solidaridad.

Lo anterior puede sumirnos en la frustración y la desesperanza por estar inmersos en una realidad tan desfavorable.

Afortunadamente sí hay esperanza y en contraposición al VICA-, llamémosle negativo, aparece el VICA+, VICA positivo.

  • V – visión: proyecto de vida. Saber exactamente a dónde nos dirigimos, tener metas claras.
  • I – introspección: gestión de emociones. Analizar nuestras reacciones y el por qué de ellas; verificar que son la voluntad y la inteligencia las que nos marcan la ruta a seguir.
  • C– conocimiento: búsqueda de la verdad. Procurar seguir aprendiendo siempre y reconocer que la verdad es una, que la verdad es la realidad y no la interpretación personal de ella.
  • A– adaptación: comprensión, solidaridad y empatía. Volver a los valores que favorecen la armonía.

Información basada en (https://www.cronista.com/clase/trendy/Que-es-un-mundo-V-I-C-A-como-adaptarnos-para-sobrevivir-y-salir-fortalecidos-20191010-0003.html)

La Gratitud: un regalo de vida.

Es de bien nacidos ser agradecidos, dice el refrán popular.

 Por eso, al comienzo de este nuevo año podemos ahondar un poco más en la virtud del agradecimiento, que nos lleva a vivir con una postura de gratitud hacia la vida.

   La gratitud es fuente de alegría, de paz, de serenidad,y de humildad en muchos sentidos. Nos hace reconocer que no estamos solos y que necesitamos de los demás para vivir en sociedad.

  La gratitud es una virtud humana que permite reconocernos necesitados de fe y de esperanza, principalmente en Dios. ¿Cómo podré pagar a Dios todo el bien que me ha hecho? (Sal 115,12)

  A lo largo de la historia del ser humano podemos evocar innumerables situaciones en las que el agradecimiento y el  reconocimiento del valor de las personas, trae consigo innumerables beneficios, incluso para la salud física y mental.

  “La mejor custodia de los beneficios recibidos consiste en tenerlos presentes siempre y dar gracias constantemente por haberlos recibido”(F. Fernández Carvajal. Antología de Textos. p. 17)

  Por eso, agradecer y fijar nuestra atención en todo aquello que tenemos y no solo en lo que nos falta, nos lleva a vivir en un estado de tranquilidad, que genera a su vez,  una sensación de plenitud.

  La gratitud “constituye un eficaz vínculo entre los hombres y revela con exactitud la calidad interior de una persona…Si falta esta virtud se hace dificultosa la convivencia humana”. (Fernández Carvajal F. Antología de Textos. P. 18)

  Para vivir con agradecimiento, podemos considerar los siguientes puntos:

1.- Esforzarnos por crear un mejor ambiente a nuestro alrededor que nos lleve a vivir de manera más cordial y facilite la convivencia.

2.- Sensibilizarnos en apreciar los pequeños grandes detalles que los demás tienen con nosotros. Por ejemplo; que alguien ponga orden en nuestra casa, que haya comida rica cada día, que nuestra ropa esté limpia y doblada en nuestros closets, etc.

3.- Empeñarnos por no guardar resentimientos ni deseos de venganza.Procurar ser más comprensivos con aquellos con quienes convivimos.

4.- Dar importancia tanto al fondo como a la forma en la que pedimos las cosas. Por favor, gracias y perdón: palabras mágicas en la convivencia diaria.

5.- Finalmente, tener la valentía de admitir que no siempre tenemos la razón.Que podemos aprender de los demás y agradecerles que nos enseñen a reconocer nuestros errores.

¿Tú, ya te felicitaste?

Año de San José y de la Familia. Feliz fiesta de la Virgen María, Madre de Dios. Lo mejor para hoy, este año y siempre. Unidos en oración, Misa y Comunión. Muy fuerte abrazo.

Hoy todos nos felicitamos unos a otros con cariño y agradecimiento….pero ¿Tú, ya te felicitaste?.

¿Ya te felicitaste por los momentos en que quisiste tirar todo por la borda y sacaste fuerza para salir adelante?
¿Ya te felicitaste por esas noches de insomnio y te levantaste con una sonrisa?
¿Ya te felicitaste por luchar y lograr hacer realidad tu sueño?
¿Por esos días de no poder contener el llanto, pero sacaste fuerza para apoyar a quien lo necesito?
¿Ya te felicitaste por guardar silencio ante una ofensa, aunque el alma te dolió?
¿Ya te felicitaste por los amaneceres llenos de Sol que tuviste la oportunidad de disfrutar?
¿Por los grandes amigos que has sabido conservar y aceptar con paz a quien se fue?
¿Ya te felicitaste por tus éxitos?
¿Por dar ánimo y amor sin esperar nada a cambio?
¿Te felicitaste por ser amado y respetado por alguien especial?
¿Ya te felicitaste por tener la satisfacción de un trabajo bien hecho?
¿Por el amor de tu familia y el cariño incondicional de tus amigos?

Hoy felicítate también por ser quien eres, único e irrepetible, por tus sueños por la pasión que pones en lo que haces, por el amor que tienes a ti mismo, por ser fuerte, por aprender día a día y por saber que Dios te tiene deparadas las mejores cosas de éste mundo; por la música y por el baile, por la magia de estar vivo.

Yo, hoy también me felicito por tener su amistad. Nos felicitamos porque tenemos fe y gratitud para con Dios por todo las bendiciones recibidas. Amén.

Padre Alvaro Masis

Los Valores Cristianos

Queridos hermanos:

Ante el grandioso acontecimiento de la Navidad, consuelo para nuestras vidas, luz para nuestras familias y alegría para nuestra comunidad eclesial, quiero compartir mi alegría y gratitud porque camino con Ustedes como cristiano y presbítero.

Agradezco a Dios el testimonio de fe de Ustedes, almas generosas que han acogido a Jesús con el corazón dispuesto y la decisión de servir al estilo de María, llevando a los demás la buena nueva de la salvación.

El tiempo de navidad está impregnado de consuelo, alegría y sentimientos de felicidad. Al igual que Ustedes, también mi alma sacerdotal se llena de regocijo porque somos una familia, porque tengo la bendición de acompañarles en este camino que seguimos todos, con la esperanza de alcanzar la meta de la felicidad, la vida bienaventurada.

En este tiempo especial de gracia les expreso mis sentimientos de cercanía, a la vez que les ofrezco mi oración por todos, especialmente por las personas y familias que, ante el contexto que enfrentamos, han sido marcados por el dolor y el sufrimiento a causa de la pérdida de algún ser querido o la inestabilidad provocada por las afectaciones sociales y económicas, consecuencia de la pandemia. A todos un franternal abrazo, con el deseo de que, unidos, confiemos plenamente en Dios y le pidamos que el nacimiento del Mesías en nuestro tiempo nos llene de fortaleza, esperanza, paz y consuelo, porque su misericordia es inmensa.

El tiempo de navidad es una oportunidad para compartir en clave de fe. Abriendo nuestro corazón al Salvador y Redentor del mundo, buscamos construir un mejor pesebre en nuestros corazones, favoreciendo la edificación de la vida fraterna en común basada en principios de amor al prójimo, solidaridad con quienes sufren, crecimiento personal y buenos propósitos de ser mejores cristianos, expresando en nuestras relaciones la grandeza de ser
padres, esposos, hijos, hermanos, amigos, vecinos y buenos ciudadanos.

Los valores cristianos son las mejores luces con las que podemos alumbrarle al niño Dios el mejor pesebre que existe: nuestro corazón.

Deseo que cada uno de Ustedes reciba múltiples gracias de bienestar en la salud, el trabajo y la prosperidad; que Dios les conceda toda clase de bendiciones materiales, espirituales y celestiales y que el don de la paz sea una fuente de vida en su interioridad.

Les animo a seguir siendo testigos de la misericordia manifestada en Belén de Judá, y ahora en nuestra comunidad. Que la fe y la esperanza de cada uno de Ustedes se hagan difusivas en compromiso de la caridad al prójimo y en el anuncio gozoso del nacimiento del Salvador.
 
Reciban mi afecto y bendición.
¡Feliz navidad para todos!

Pero. Álvaro del Carmen Masis Solano.

Así crían en Dinamarca, el país con los niños más felices

Estos son los secretos del país que se considera el más feliz del mundo, una nación donde los padres se enfocan en educar a niños más felices.

La cuarentena es un reto para los papás con hijos pequeños. Muchas familias no habían estados juntos 24/7 y además pendientes de la escuela, de la casa, de los hábitos, de los límites. Pero no has pensado que ahora que estás más tiempo con tus hijos, ¿tienes la oportunidad de criar niños más felices?

7 formas de criar a niños más felices

Como toda crisis, esta situación es una oportunidad y nos hemos dado cuenta que muchos niños la están disfrutando como la temporada que más tiempo han estado con sus papás. ¿Qué podemos hacer para aprovechar el encierro para darle a nuestros hijos las bases que los conviertan en seres felices?

Jessica Joelle Alexander es una escritora y periodista de Estados Unidos, experta en investigación cultural, sicología y crianza estilo danés. Es autora, con la sicóloga Iben Sandhal, del best seller Cómo criar niños felices, los secretos del país más feliz del mundo (The Danish Way of Parenting).

Este libro se ha publicado en 19 países y se ha traducido a 27 idiomas, incluido español. El libro propone que la razón por la que Dinamarca tiene 40 años considerado el país más feliz del mundo es que se enfocan en criar niños más felices y le dan mucha más importancia a las relaciones y la empatía que a la competencia o la excelencia académica.

Además: ¿Cómo educar niñas empoderadas?

En el libro, Jessica habla sobre 6 principios de crianza que fomentan la felicidad:

  • Juego
  • Autenticidad
  • Re-enmarcar los hechos
  • No amenazar
  • Empatía
  • Cercanía

En inglés, se relacionan con la palabra Parent (play, authenticity, reframing, ultimatums and togetherness). Estas habilidades son básicas en esta temporada de convivencia intensiva entre todos los miembros de tu familia. Pero la más importante tal vez sea la de usar la cercanía para darle a tus hijos herramientas para ser felices durante toda su vida.

Por otro lado: ¿Por qué criar despacio?

Los daneses tienen un concepto que se llama hyggeNo tiene una traducción literal, pero se parece mucho al apapacho y es fundamental para criar niños más felices. Es crear un espacio y un ambiente que vuelva tu casa en el mejor lugar del mundo, un sitio de cariño, de aceptarse y divertirse juntos. Se ha puesto de moda el concepto y se venden velas, cuadros y almohadas para hacer hygge. La verdad es que va más allá de eso.

Jessica lo considera un concepto emocional más que uno físico. “Cuando entras a un lugar de hygee, igual que cuando entras a una casa y te quitas el abrigo, aquí te quitarías el estrés, los pendientes y la preocupación”. Se trata, explica, de vivir el momento presente y de valorarlo con tus hijos y familia. Es hacer el esfuerzo consciente de dar una pequeña parte de ti a tu familia. ¿Cómo crearlo?

Revisa: Así puedes criar niños más generosos y compasivos

Jessica te da 7 ideas para criar niños más felices, que ha comprobado en su cuarentena, que lleva ya 5 semanas, pues vive en Roma.

1. Ponle hora y lugar. Saber que tiene límite ayuda a todos a estar presentes de mente y cuerpo.

2. Prende velas. Las velas son básicas en el ambiente danés. Es la señal de que es tiempo de hygge y crean una atmósfera de intimidad y cercanía.

3. Apaga todos tus aparatos: no tele, no teléfono, tableta ni computadora. La música si puede ser parte de hygge.

4. El drama se queda afuera. Habrá otro momento para sufrir por las noticias o angustiarse. Hygge es un espacio seguro para relajarte con tu familia.

5. Piensa en las cosas que te hacen sentir agradecida por tener a tu familia, y en lo que agradeces de cada uno. Siente el amor que tienes por ellos y el que ellos tienen por ti.

6. Es momento de jugar un juego de mesa, de cantar algo, de cocinar algo. Una vez que dejas de sentir que es medio ñoño, lo empiezas a disfrutar muchísimo.

7. Cuéntale a tus hijos historias de cuando eras niño, de lo que disfrutabas, lo que hacías con tus papás, cuéntales sobre sus abuelitos.

También: Cómo criar niños emocionalmente sanos Ante la incertidumbre, la avalancha de información y la sensación de inseguridad, puede costar trabajo desconectarse un rato de la vida. Es esencial para el desarrollo emocional y tener niños más felices, saber que sus papás están presentes en mente y cuerpo. Aquí, se trata de tiempo de calidad, aunque sean 20 minutos, son importantísimos para el alma de tu cría.

La regla de los cuatro regalos

¿Qué regalar a los niños por Navidad? La regla de los cuatro regalos

Lola Rovati


El exceso de regalos sobreestimula a los niños, reduce su nivel de tolerancia a la frustración y puede convertirlos en niños continuamente insatisfechos.

Hay dos acontecimientos muy claros que marcan el comienzo de la Navidad: las luces en las calles y los interminables anuncios de juguetes en la televisión. Los anuncios nos abruman, y a la vez la oferta es tan amplia que en ocasiones nos lleva a hacer una mala compra de los regalos de los más peques.

Si no te gusta que tus hijos reciban una avalancha de juguetes por Navidad y prefieres algo más útil y modesto, la regla de los cuatro regalos es una buena manera de poner algo de sensatez a los regalos de Navidad de los niños

El exceso de regalos sobreestimula a los niños, reduce su nivel de tolerancia a la frustración (creen que obtienen todo lo que piden) y puede convertirlos en niños continuamente insatisfechos.

Cuatro regalos es un buen número

Los adultos compran y compran juguetes que luego los niños desenvuelven sin darle valor a ninguno. Incluso a veces les divierte más jugar con las cajas y los papeles de regalo que con el juguete que contienen.

En su mayoría son juguetes que al poco tiempo terminan olvidados en algún rincón o en el fondo del baúl de los juguetes. O bien porque no ha cumplido las expectativas, porque se ha estropeado a los dos días, o simplemente porque entre tantos juguetes, quedan olvidados.

Por eso, es una buena idea poner un poco de sensatez a los regalos de Navidad.

Por un lado, porque se limita la cantidad a un máximo de cuatro regalos. Y por el otro, por el uso que se le da a los regalos, que no siempre tienen que ser juguetes. Los niños también necesitan ropa para vestirse, o tal vez una mochila para el cole o un estuche nuevo, y la Navidad es una buena oportunidad para reponerlos.

Demasiados juguetes restan ilusión y desvirtúan el verdadero sentido de la Navidad.

La regla de los cuatro regalos propone regalarles:

1) Algo para usar

Los niños crecen muy rápido y necesitan renovar el armario con frecuencia. Aunque recibir una prenda, unas zapatillas o una bufanda tal vez a algunos no les hace demasiada gracia, puede convertirse en un regalo ilusionante si elegís lo que más les gusta. Esa sudadera de Spiderman que tanto le gusta o aquel pijama calentito de sus personajes favoritos. 

2) Algo para leer

Tanto para cumpleaños como para navidades, con un libro siempre aciertas. Los libros les abren la puerta a la fantasía y a un mundo ilimitado de posibilidades. Sin duda, les enriquecen más que un juguete. Aquí os recordamos algunos títulos imprescindibles sobre la Navidad para los peques y cuáles son los mejores libros para niños pequeños, incluso desde que son bebés: ¡nunca es pronto para empezar a amar los libros! 

3) Algo que deseen

Los niños tienen la ilusión de recibir todo lo que han pedido en sus cartas pero es importante ser medidos en este punto. Hacerlos que elijan uno, el que más desean, les ayudará a ser más selectivos. Recibir muchos regalos no beneficia a los niños, si se les regala todo lo que piden acaban perdiendo el valor de lo que tienen

4) Algo que necesiten

Los niños están acostumbrados a que papá y mamá les compren todo lo que necesitan para su día a día. Incluir algunos de estos artículos en sus cartas para Papá Noel o los Reyes Magos, es una buena manera de enseñarles a valorar esas pequeñas cosas.

Ya sean útiles escolares, productos de aseo, algún artículo para sus actividades extraescolares o, por qué no, ese instrumento musical que les gustaría aprender a tocar. 

De esta manera, si restringimos el número, los niños disfrutarán más de sus regalos.