¡El mundo está loco, loco!

El mundo está loco, loco, loco, nombre de una película de 1963 parece ser una frase atinada para describir la realidad actual.

¿Es cierto que cada vez estamos más locos? ¿Es esa la explicación para que haya un aumento de conflictos en las relaciones interpersonales? Y el aumento de conflictos es en situaciones triviales y cotidianas como las que se presentan al ir en el tráfico, esperar un turno, ordenar en el restaurante. Aparentemente todos estamos más estresados y reaccionamos más intensamente ante estímulos que hasta no hace mucho hubieran sido irrelevantes.

Read More