Y usted, ¿cuánto tiempo dedica a sus hijos?

En este mundo de prisas, de apuros por ganar el dinero para vivir, los padres se olvidan de lo más valioso que les pueden otorgar a sus hijos: Tiempo que pueden convivir con ellos. Tiempo para corregir, para educar, para adquirir hábitos, así como el tiempo que el niño requiere pasar con sus padres.

 

Alguna vez usted, mamá o papá se ha preguntado: ¿Qué le gustaría a mi hijo hacer hoy con nosotros?

 

¿Recuerda usted qué hacía con sus padres cuando era niño? ¿Qué era lo que más le gustaba compartir con ellos? ¿Cuántas veces deseó tan sólo que lo abrazaran o lo besaran?

¿Ha pensado usted, de las 24 horas del día, cuánto tiempo dedica realmente a sus hijos? Piense que brindarle un abrazo cariñoso a un niño, tan solo le restará cuatro o cinco segundos, de esos 86 mil 400 segundos que tiene un día, ¿Es mucho pedir?, ¿verdad que no?

El niño cuando es pequeño necesita sentirse amado y cerca de sus seres queridos, simplemente por ser un niño. Que no sólo lo quieran por sus logros, porque se porte bien y obtenga buenas calificaciones, sino tan solo por ser parte esencial e importante de la familia.

Recuerden que para ser un adulto sano y feliz, se debe haber sido un niño feliz, para poder amar y respetar a los demás, es importante haber sido amado y respetado de niño, para saber entregar nuestro tiempo a los demás, es necesario que de niño nuestros padres nos hayan entregado un poco de su tiempo… Pero no sólo como lo entendemos los adultos, sino como lo entiende el niño. A lo mejor para su hijo es importante que usted esté con él viendo en el televisor la serie de caricaturas que más le gusta, para su niña jugar a las muñecas, o incluso estar cerca de ustedes.

 

En esta sociedad, con crisis de valores, es necesario rescatar lo más valiosos que tenemos, como padres es nuestra responsabilidad la de crear un mundo mejor y de esperanza para los hijos, en el que ellos se sientan libres y creativos, para desarrollarse como personas.

 

¿Qué podemos hacer para que nuestros hijos tengan deseos de prosperar y de salir adelante en la vida?

Transmitirles un espíritu de lucha, de trabajo constante, de confianza en sí mismos y esto solamente se adquiere cuando el niño se siente a gusto por ser niño, se siente querido y respetado por sus padres.

Yo los invito a ustedes padres de familia, que les pregunten a sus hijos ¿Qué es lo que quieren hacer?, ¿cómo quieren pasar el tiempo y créanme no es con más dinero, no es con más juguetes, no es con más golosinas sino simple y sencillamente con una parte de su tiempo.

A veces como padres de familia, estamos preocupados por la educación de los hijos, y ¿saben cuál es la mejor forma de aprender para un niño?, el ver y participar de las actividades de sus padres, imitar hábitos, si bien es importante que ambos padres se incorporen a las actividades de sus hijos, para el niño es todavía más importante el participar de las actividades cotidianas de sus padres y del hogar, pues para él es el mundo de sus padres y del cuál quiere formar parte.

Como Pediatra de muchos niños, he visto a niños felices y otros que no lo son tanto, porque sus padres no se han preocupado por qué el niño o niña esté feliz, sino que sólo se han preocupado por su vestido, su alimento, su colegiatura y se han olvidado que todos los niños siempre son más sencillos que los adultos, que la percepción del niño es más simple que la del adulto, que el niño no es tan complicado y que para él cuenta más un poco del tiempo de sus padres que todo el oro del mundo, por ello les repito, denle a sus hijos ese espacio que sólo ellos saben aquilatar en toda su magnitud, como es el pasar un rato agradable con su niño.

 

Recuerde siempre ¡Que la calidad del tiempo que dedique a sus hijos, será el tesoro más valioso que ustedes le puedan otorgar! Y que la cantidad cuenta de manera mucho más importante.

Dra. Guadalupe Moguel Parra – Pediatra

Los “Retos” o “Challenges” en línea

Es una historia tan vieja como el tiempo. Vemos a mucha gente probando, haciendo o diciendo algo y queremos hacerlo. Hace mucho sería el “a que no te atreves a…” o el “verdad o reto”.  Hoy se trata de hacer retos que se han hecho virales en las redes sociales.

Algunos adultos participan también, aunque los más chicos son especialmente susceptibles a caer en la presión del “FOMO” por sus siglas en inglés (Fear Of Missing Out) o miedo a perderte de participar en algo que esta de moda o que te pueda hacer pertenecer a tu grupo social. Para ellos, ahora se trata de hacer los retos que hizo algún YouTuber muy popular.

Se llaman RETOS o “Challenges” y entran en una gama de acciones desde lo más inofensivas o simpáticas hasta algunas verdaderamente horribles.

Hay retos muy simples como el “Mannequin Challenge”, algunos altruistas como “ALS Ice Bucket Challenge”, y otros muy peligrosos que inclusive pueden poner en riesgo la integridad física de quienes los hacen, inclusive provocar la muerte. Recientemente el “Momo Challenge” esta reportado como un reto que promueve que esto último suceda.

 

Y… ¿qué debemos hacer los padres?

Primero, debemos entender los siguiente:

  • Este tipo de contenido esta llegando a los niños por medios digitales (consolas, dispositivos móviles, YouTube, WhatsApp, Facebook, Instagram, internet, etc.) y nosotros los estamos poniendo en sus manos.
  • Algunos contenidos sólo entretienen, otros promueven una acción por parte del usuario.
  • Los contenidos y las dinámicas cambian constantemente, lo que vimos hoy, puede ser completamente diferente el día de mañana. Básicamente se detectan retos que den miedo, que provoquen risa, que involucren comida y que impliquen un reto físico.

 

Segundo, hay que HABLAR, propiciar la comunicación y acompañar.

Aunque no podemos estar todo el tiempo con nuestros hijos adolescentes para prevenir conductas peligrosas, podemos prevenirlos e invitarlos a consultar con nosotros sobre cualquier reto de internet que quieran intentar.

Con los niños pequeños, dígase menores de 13 años, es TOTAL RESPONSABILIDAD nuestra acompañar y supervisar a qué tienen acceso cuando utilizan un dispositivo móvil o computadora con accesi a internet.

Promovamos que razonen, que analicen potenciales riesgos. Acompáñalos, previamente a la  realización de un reto, a prever posibles consecuencias positivas o negativas en cada etapa del proceso.

Hazle ver el significado de la presión entre pares. Los chicos de ahora perciben a las personalidades de internet como iguales, así que verlos en YouTube haciendo un reto influirá sobre tus hijos. Cuestiónalos sobre el por qué quieren intentar eso, si están dispuestos a ver en internet un video similar, pero con ellos como protagonistas.

Mantente informado en todo momento. Pregúntales sobre lo que esta ocurriendo en sus vidas, en las de sus amigos, de la escuela y las modas. Promueve la comunicación para que tus hijos se sientan cómodos platicando sobre lo que esta ocurriendo a su alrededor y puedas valorar si están seguros. Mantén una mente abierta, pero si hay algo que te preocupe, ¡cuestiónalo!  – Si alguien te retara a participar en un reto viral, ¿lo harías? ¿Qué tipo de retos harías y que tipo de retos no harías?

Modela hábitos responsables en línea. Algunos papás son los mismos que graban a sus hijos realizando los retos, así que asegúrate de estar enviando el mensaje correcto. Hoy puede ser un juego inofensivo, pero el día de mañana el reto puede ser mayor y el riesgo también. Ayuda a tus hijos a hacer una distinción entre lo que es divertido y lo que es seguro. “Vamos a hacer un reto chistoso juntos, peor sólo lo grabaremos si tu quieres, y sólo lo compartiremos con la familia”.

Nada sustituye tu acompañamiento en cada etapa del desarrollo de tus hijos, y en la actualidad, con los medios digitales, tienes que estar más cerca e informado que nunca. Jueguen, viajen, hagan deporte, inventen actividades en comun, convivan más, desconectémonos de la red, conectémonos con ellos.

Fuente: Common Sense Media.

Diez razones para adoptar una mascota

Si estas pensando en incorporar una mascota a tu familia ponemos a tu consideración estas importantes razones para adoptar en lugar de comprarla…

 

1.- Salvarás una vida.

Muchos animales son sacrificados debido a sobrepoblación en los refugios. Adoptar reduce estos sacrificios y además les da una oportunidad para vivir a estos seres.

Es importante esterilizar a las mascotas que adoptes para contribuir a la disminución de la sobrepoblación.

 

2.- Recibirás una mascota sensacional.

Aunque parezca un mito, la mayoría de los animalitos adoptados demuestran agradecimiento y mucho amor hacia su nueva familia.

Read More

Beneficios al realizar actividad física en la etapa infantil

Hay muchos beneficios para los niños al practicar algún deporte o simplemente salir a caminar en familia, y es que, al encontrarnos en un momento clave de la historia, donde la tecnología ha hecho que nuestros niños  permanezcan sentados por horas y pegados a una consola de videojuegos en lugar de interactuar personalmente con otros niños nos hace recordar que realizar actividad física es muy importante para la salud.

Como papás es muy importante saber cuáles son los beneficios que ofrece a sus hijos la actividad física. Y pueden ser: fisiológicos, psicológicos y sociales que impacten directamente en el desarrollo integral de un niño.

Read More

Los abuelos estamos para apapachar a los nietos

Los abuelos estamos para apapachar a los nietos.

Aunque según sus papás, los echemos a perder, estamos para consentirlos, hacerles saber que son súper especiales, para admirarlos, para dejarles un maravilloso recuerdo, para hacer con ellos lo que no pudimos hacer con sus papás porque teníamos la obligación de educarlos y sobre todo, para quererlos.

Con los abuelos se vale todo lo que sea divertido sin olvidar por supuesto velar por su seguridad en todos los aspectos: físico, emocional, intelectual y espiritual. Nosotros podemos ayudarles a ser mejores personas, a aprender que el amor es dar lo mejor de nosotros mismos a los demás.

Así entonces:

Read More

Niños vacíos – por el Dr. Luis Rojas Marcos
Hay una tragedia silenciosa que se está desarrollando hoy por hoy en nuestros hogares, y concierne a nuestras más preciosas joyas: nuestros hijos. ¡Nuestros hijos están en un estado emocional devastador! En los últimos 15 años, los investigadores nos han regalado estadísticas cada vez más alarmantes sobre un aumento agudo y constante de enfermedad mental infantil que ahora está alcanzando proporciones epidémicas.
Las estadísticas no mienten:
  • 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental
  • Se ha notado un aumento del 43% en el TDAH
  • Se ha notado un aumento del 37% en la depresión adolescente
  • Se ha notado un aumento del 200% en la tasa de suicidios en niños de 10 a 14 años

Read More

Los nacimientos o belenes

También llamados pesebres o belenes, los Nacimientos tienen su origen en los “montajes vivientes” que recreó San Francisco de Asís hace casi 800 años. Hoy, son parte importante de la decoración navideña en México.

En el seno familiar, la decoración navideña presenta tres tendencias fundamentales: la de aquellos que han tomado como propias las tradiciones de otros pueblos, con pinos y esferas, incluyendo los Santa Claus; la que combina los elementos propios y extraños; y la de quienes siguen la tradición del Nacimiento, aunque de una manera un tanto mestiza. Sin embargo, es en los templos e iglesias donde los Nacimientos son obras extraordinarias por su tamaño, forma y representaciones iconográficas. Es en estos espacios (las iglesias) es donde se conserva la costumbre de “acostar al niño” el día de su “nacimiento”, una tradición que vive desde hace cientos de años.

El origen del nacimiento…

Read More

De la familia junta a la familia unida

Autor: Enrique Cases

Hace unos años, en un estudio realizado en México, todas las personas que participaron en grupos de trabajo por todo el país, coincidieron en señalar que para ellos el valor principal que justifica cualquier sacrificio es tener una “familia unida” donde reine el amor. Sin embargo, en el mismo estudio también se constató que la mayoría de las personas vive en un modelo de “familia junta” donde las relaciones se entablan en función de la utilidad y los intereses personales, y no sobre la base del amor. Incluso algunos, no pocos, reconocían que vivían una situación de “familia rota”, donde de hecho ya no había prácticamente ninguna relación. Muchos afirmaban que del amor al rencor, la mayoría de las veces hay un pequeño paso y basta un suceso insignificante para destruir todo lo que parecía haberse construido en mucho tiempo.

Quizás estas observaciones de campo sirven para apoyar una idea que actualmente circula por todas partes: la familia está en crisis. Todo el mundo lo dice, pero…

 

¿Crisis de la familia?

Read More