Niños vacíos – por el Dr. Luis Rojas Marcos
Hay una tragedia silenciosa que se está desarrollando hoy por hoy en nuestros hogares, y concierne a nuestras más preciosas joyas: nuestros hijos. ¡Nuestros hijos están en un estado emocional devastador! En los últimos 15 años, los investigadores nos han regalado estadísticas cada vez más alarmantes sobre un aumento agudo y constante de enfermedad mental infantil que ahora está alcanzando proporciones epidémicas.
Las estadísticas no mienten:
  • 1 de cada 5 niños tiene problemas de salud mental
  • Se ha notado un aumento del 43% en el TDAH
  • Se ha notado un aumento del 37% en la depresión adolescente
  • Se ha notado un aumento del 200% en la tasa de suicidios en niños de 10 a 14 años

Read More

La historia de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad.

Los Juegos Olímpicos de la Antigüedad iniciaron como festivales religiosos en honor al Dios Zeus en el año 776 a.C. Se realizaban cada 4 años y trajeron períodos de paz a la antigua Grecia dadas las constantes amenazas de conflictos en la región.

 

Los juegos reunían atletas, artistas, músicos, actores y grandes pensadores, dándoles la oportunidad de demostrar sus talentos.

 

“Olimpia” estaba en el centro de la civilización griega, además de ser un lugar sagrado utilizado regularmente en ceremonias religiosas, se convirtió en la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad.

Los sitios poco a poco se fueron adecuando a las actividades de las disciplinas construyendo los estados o sedes para la realización de las competiciones.

Se sabe que alrededor del siglo V a.C los Juegos duraban cinco días e incluína eventos de carreras, saltos y lanzamientos, boxeo, lucha, *pancracio y carreras de carros.

Se estima que ya para el Siglo II d.C. al menos 40,000 espectadores acudían al estadio cada día, momento de mayor popularidad de los Juegos de la Antigüedad.

Los atletas eran honrados y los vencedores recibían, entre otros beneficios, ramas del árbol del olivo o coronas de hojas de laurel como símbolo de su éxito.

 

Algunos datos curiosos de las olimpiadas en la antigüedad son: 

  • Todos los atletas competían desnudos.
  • Los participantes en el pancracio* competían cubiertos en aceite. Solo había dos reglas: no morder ni torcer.
  • Al culpable de un comienzo en falso en la pista de carreras le esperaba un castigo corporal.
  • No había puntos, ni límites de tiempo, ni clasificaciones de peso en el boxeo.
  • Los atletas en los deportes de combate tenían que indicar su rendición levantando su dedo índice, a veces morían antes de poderlo hacer.
  • No participaban mujeres.

 

Los Juegos Olímpicos de la Antigüedad se celebraron por más de 1000 años, hasta que el Emperador Teodoro I los prohibió, desapareciendo gradualmente. Fue en el siglo XIX, tras el descubrimiento del sitio de “Olimpia, que regresó el interés por los juegos. Esto inspiró la instalación de los “Juegos Olímpicos de la Era Moderna” a partir del año 1896 en Grecia.

Actualmente los Juegos Olímpicos han cobrado una gran relevancia al elevar  el espíritu olímpico de reconocimiento a los talentos y la capacidad atlética de los participantes. Coincidentemente, también se han convertido en la razón para pausar los conflictos entre las naciones durante las semanas en las que estos se desarrollan.

Fuente: Olympic.org

* El pancracio, (griego antiguo πανκράτιον/pankrátion, todos poderes o todas habilidades) era una competición deportiva de los Juegos Olímpicos Antiguos, una combinación de boxeo griego antiguo, lucha y sumisiones, un antecesor de las artes marciales mixtas modernas.

¿Por qué los niños deben tener una actividad físico – deportiva?

Buscando un desarrollo integral de nuestos hijos, tomemos en cuenta que la parte física es vital. Un desarrollo físico equilibrado debe incluir una alimentación nutritiva y una adecuada dosis de actividad deportiva.

 

Aquí algunos beneficios del que los niños realicen alguna actividad deportiva:

  • Colabora en el mantenimiento del peso ideal y previene la obesidad.
  • Baja las cifras la tensión arterial.
  • Previene las elevaciones de la glucosa y reduce las necesidades de insulina en los diabéticos.
  • Eleva el nivel de colesterol bueno (HDL) y disminuye los triglicéridos.
  • Mejora la agilidad, potencia los reflejos, aumenta la velocidad y refuerza la resistencia.
  • Disminuye el riesgo de padecer osteoporosis.
  • Al incrementar los glóbulos blancos en circulación, defiende al organismo del desarrollo de células cancerígenas y de infecciones causadas por virus, bacterias y parásitos.
  • Reduce la ansiedad y la depresión, y aumenta la autoestima.
  • Puede favorecer que los niños y adolescentes no se inicien en el tabaquismo.
  • Enseña a aceptar las reglas, valorar el compañerismo, integrarse y asumir responsabilidades.
  • Disminuye la tendencia a desarrollar actitudes agresivas.
  • Estimula el rendimiento académico.
  • Ayuda a tomar conciencia del cuerpo y de su cuidado.

¿Cuál es el ejercicio ideal?

Fundamentalmente los aeróbicos que aumenten la resistencia, mejoren la fuerza muscular y la flexibilidad, y que no supongan una sobrecarga osteomuscular para evitar problemas en el desarrollo. Detallamos las actividades según la edad:

Hasta los 8 años. Juegos, ejercicios de psicomotricidad, coordinación y equilibrio, ejercicios de sentido del ritmo y del espacio. Marchar, saltar, trepar, danzar.

Desde los 8 a los 12 años. Ejercicios que contribuyan al crecimiento y desarrollo general, aumentando las actividades diarias, y desarrollando las principales cualidades físicas (resistencia, fuerza y flexibilidad). Este periodo es muy bueno para aprender la técnica de los distintos deportes.

Entre los 12 y 14 años. Aumentar el entrenamiento de la técnica de cada movimiento deportivo y comenzar algún tipo de competición que mantenga la motivación a través del juego.

A partir de los 14 años. Se debe comenzar el entrenamiento más especializado, aumentando los volúmenes de carga y entrenamiento en general.

¿Cómo motivarlos a la práctica deportiva?

El equipo de investigadores de la Universidad de Michigan (EE UU), encabezado por la fisióloga Audrey Hazekamp, ofrece las siguientes recomendaciones al respecto:

  • Buscar actividades que le gusten al niño y ejercicios relacionados con ellas.
  • Que no parezca algo programado sino juegos y actividades divertidas.

 

Y la recomendación principal:

  • Plantear actividades familiares que incluyan la actividad física como elemento central: patinaje, baile, paseos en bicicleta, rutas a pie, etc.

 

Fuente; Fundación Española del Corazón

Cómo sacar el artista que tu hijo lleva dentro

Todos los niños tienen un talento en el que destacan. En algunos casos puede parecer que no existe tal pero en estas situaciones lo único que ocurre es que todavía no se ha descubierto el campo en el que el pequeño se desenvuelve con destreza. Música, deporte, artes plásticas, informática, estos son sólo algunos de los casos en donde los menores pueden brillar.

Tan solo hay que esperar para ver dónde destaca el niño y en donde puede sacar ese talento que lleva dentro. No todos tienen que brillar en la misma área, hay muchos campos en donde pueden sobresalir. El trabajo de los padres será en primer lugar dar con este terreno donde sus hijos son capaces de dar lo mejor de ellos y motivar para que se mantengan dentro.

¿Cómo descubrir el talento?

Read More