¿Cómo estimular la inteligencia lógico-matemática de los niños?

242 Views

Por alguna razón, las matemáticas son de esas cosas que existen en la vida que no dejan indiferente a nadie, parece que o nos encantan o les tenemos cierta manía. ¿Qué tal te llevabas con ellas en tu época de estudiante? ¿Qué legado quieres transmitir a tus hijos?

Hoy vamos a profundizar en una de las Inteligencias Múltiples que propuso Howard Gardner.

Es la capacidad de usar los números de forma efectiva y razonar adecuadamente. Es el conjunto de los diferentes tipos de pensamiento:

  • matemático.
  • científico.
  • lógico.

Y sobre todo, lo que es más importante, la que permite desarrollar el pensamiento crítico, algo clave para preparar a nuestros niños ante los desafíos que les presentará la vida, ya que los padres, por mucho que queramos, no siempre estaremos ahí para acompañarles en determinadas situaciones que llegarán antes o después, (el decidir hacer algo aunque esté mal sólo porque su amigo lo hace, el mentir, el cómo reaccionar cuando les ofrezcan determinadas sustancias..)

El pensamiento lógico-matemático empieza a desarrollarse desde edades muy tempranas, los niños son pequeños exploradores a los que les encanta descubrir el mundo que les rodea. Seguro que te resulta familiar la situación en que tu bebé está comenzando con la alimentación complementaria y pasa por una fase en la que parece que le encanta lanzar toda la comida al suelo.

¡En realidad son grandes científicos! Primero, están descubriendo la gravedad y la causa-efecto, y luego, se dan cuenta también de que haciéndolo reclaman toda nuestra atención (tragamos saliva una y otra vez con fregona en mano), por lo que terminan convirtiéndolo en un juego social.. Acción..¡reacción!, jeje

Esta inteligencia, junto con la lingüístico-verbal, constituye el arquetipo de la inteligencia en bruto, el correspondiente al hemisferio izquierdo del cerebro, el lado más racional y al que más importancia se daba en los clásicos test de coeficiente intelectual.

Ha sido ampliamente investigada y sobre todo en niños documentándose por Piaget y otros psicólogos. Los individuos dotados pueden resolver problemas de una forma muy rápida, ya que plantean y analizan diferentes hipótesis, e incluso a veces pueden encontrar la solución antes de verbalizarla, ¡qué curioso!

Es la que nos permite “Encajar las piezas del puzzle.”  La que nos hace expresar el famoso, ¡Eureka!

Es la inteligencia característica de ingenieros, arquitectos, científicos, filósofos, músicos, economistas, contables, financieros.. etc.


¿Cómo podemos estimular la Inteligencia Lógico-Matemática?

Aquí os compartimos algunas ideas:

 

  1. Desde que el bebé está en el interior del útero podemos responder a sus pataditas para que vaya interiorizando las relaciones causa-efecto.
  2. Una vez que nacen podemos mostrarles objetos móviles, como los típicos que se colocan encima de la cuna o el capazo.
  3. A partir de los seis meses es muy interesante ofrecer la caja de permanencia Montessori para que comience también a entender que las cosas no desaparecen sólo porque desaparezcan de su campo visual, algo muy importante para cuando empiece a ir a la escuela y a pasar por esa fase de ansiedad de separación.
  4. Una vez que el bebé comienza a sentarse, los juguetes apilables son un gran estímulo para fomentar la inteligencia lógico matemática.
  5. Hacia el año son muy interesantes los juguetes de encajar formas geométricas y los puzzles. Además, según los principios de la pedagogía Montessori en esta época se producen los periodos sensibles del orden y los objetos pequeños.
  6. Los juegos con cartastarjetas o flash-cards también ayudan a estimular este tipo de inteligencia y entender las relaciones entre conceptos.
  7. Cuando son más mayores, los rompecabezas y juegos como el Tangram o el cubo Rúbik o los triángulos azules Montessori son estupendos para pasarse horas y horas estimulando el pensamiento lógico.
  8. Practicar experimentos caseros ayuda también a entender muchos conceptos y a desarrollar interés por las matemáticas, física, química, biología.. ¡Hasta podemos hacer series lógicascon alimentos!
  9. Por último, realizar actividades de la vida práctica en familia es también un excelente estímulo: desde poner la mesa, llenar los vasos de agua, ayudar a emparejar calcetines, a cocinar.. a los pequeños les encanta ser útiles y esto ayuda a pasar tiempo con ellos a la vez que aprenden y nosotros hacemos las labores de la casa mucho más relajados y contentos.
  10. Ah! Y no olvidemos los juegos de mesa como el dominó, ajedrez, damas, bingo, Oca, Parchís, Monopoli, ¡pueden comenzar a enseñarse desde pequeños y gustar durante muchos años!

Publicado originalmente en la página de Baby Radio.

Escrito por: Miriam Escacena.

No comments