Caligrafía

Escribir a mano: beneficios de la caligrafía frente al teclado

234 Views

Las nuevas tecnologías ofrecen un mundo virtual en donde todo se puede tener en la pantalla de un solo dispositivo electrónico: películas, música, libros e incluso un papel en donde escribir. La incorporación de estos dispositivos en las aulas del colegio motiva que los niños estén perdiendo habilidad con el bolígrafo. ¿Qué se están perdiendo las nuevas generaciones al abandonar la caligrafía por el uso del teclado?

Hay quienes señalan que a día de hoy, época en la que un niño aprende antes a manejarse con un móvil que a hablar, aún es importante aprender a escribir a mano antes pese a que se está perdiendo por culpa del teclado. De hecho, hay algunos estudios que manifiestan que la mente aprende distintas habilidades con la caligrafía tradicional que no obtienen cuando recurren a los dispositivos electrónicos para crear textos.

Los beneficios de la caligrafía para los niños

La revista Journal of Learning Disabilities dedicó un estudio a comprobar de qué forma interactuaban el lenguaje oral y escrito con la atención y habilidades “de función ejecutiva” en niños del cuarto al noveno grado, es decir, de 8 a 13 años. Estas capacidades son las que posteriormente ayudarán a los menores a la hora de planificarse y tener una mente que pueda realizar conexiones más complejas entre distintos tipos de conceptos.

1. Mejora la atención y la comprensión. Al escribir a mano se involucra de manera más activa a la mente, lo que ayuda a los niños a prestar más atención y comprender mejor el lenguaje escrito.

2. Mejora el rendimiento escolar. En otro estudio realizado por The Journal of Early Childhood Literacy se comprobó cómo podía influir una buena caligrafía en el rendimiento escolar partiendo de una premisa: “los niños con buena letra pueden obtener mejores notas ya que su trabajo es más agradable de leer para los profesores; por su parte los niños que tienen dificultades para escribir son conscientes de que tienen concentrarse más de la cuenta para formar las letras, así que el contenido del curso se ve perjudicado”.

3. Mejora la coordinación motora. Una de las investigadoras de este estudio expone el caso de lo ocurrido en una población con escasos recursos económicos. Los niños de esta zona presentaban una mejor trayectoria futura antes de la introducción del kindle y otros aparatos electrónicos. Estos no favorecían que los menores escribiesen a mano, por lo que se perdían este aprendizaje de coordinación motora y mental que representa la caligrafía.

La caligrafía manual es más que una habilidad motora

Los investigadores de este estudio critican la concepción que se tiene de la caligrafía manual y que la califica como una simple habilidad motora. Estos profesionales indican que durante el proceso de escritura intervienen distintas áreas en nuestro cerebro como la planificación para pensar cuál es la siguiente letra y decirle a nuestro brazo cuál es el trazo que ha de tener.

Otros estudios han observado una importante diferencia en el cerebro de los niños entre los que han aprendido a escribir a mano y los que se han acostumbrado al teclado. Mientras que en el primero se observaron patrones de conexión neuronal que ayudan a la planificación, en el segundo de los casos no se observaron estos procesos.

El teclado también tiene sus ventajas para el cerebro de los niños

Sin embargo, no todo es crítica a la escritura digital. Los autores de este estudio también advierten que el teclado también tiene sus ventajas en el cerebro de los escolares que no adquieren de otro modo. Por ejemplo, el hecho de que quienes se acostumbran a escribir con su dispositivo electrónico terminan por desarrollar ciertas habilidades cognitivas que coordinan su cerebro y manos de modo que estas sean capaces de reconocer las teclas sin recibir información visual.

Por otro lado, también se señala el hecho de que la escritura con teclado implica a las dos manos, favoreciendo que no sea una sola extremidad la que se desarrolle en este sentido. De este modo, los autores señalan la necesidad de crear “escritores híbridos” que sepan dominar amas formas de caligrafía aunque puntualizan que lo recomendable siempre es comenzar por formar letras a mano como toma de contacto con las palabras para expresarse por escrito.

Damián Montero

Publicado originalmente en la página Hacer Familia.

No comments